LO QUE INVESTIGAMOS

El microbioma de la piel en anfibios tiene un papel relevante para proteger a los hospedero contra enfermedades emergentes, como la quitridiomicosis. Esta enfermedad es una de las principales causas de los declives poblacionales y extinciones de anfibios en todo el mundo y es causada por los patógenos fúngicos Batrachochytrium dendrobatidis (Bd) y Batrachochytrium salamandrivorans (Bsal). Múltiples cepas bacterianas con capacidades antifúngicas se han aislado de la piel de anfibios y varios estudios han demostrado que estas bacterias son capaces de proteger a los anfibios contra estos hongos patógenos.

 

En mi laboratorio, queremos entender los factores bióticos y abióticos que estructuran los microbiomas de la piel mediante el uso de tecnologías de secuenciación de última generación. Además, queremos analizar las funciones protectoras presentes en las cepas bacterianas simbióticas mediante el uso de ensayos genómicos y funcionales in vitro. También, también estamos interesados en describir las interacciones que ocurren entre las comunidades microbianas y sus hospederos con el objetivo de entender la naturaleza de esta simbiosis y sus implicaciones evolutivas.

 

 

 

MIRA NUESTRA INVESTIGACIÓN