FACTORES QUE INFLUYEN SOBRE LA ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LAS COMUNIDADES BACTERIANAS DE LA PIEL EN ANFIBIOS

Estudios recientes han demostrado que las comunidades bacterianas de la piel en los anfibios están influenciadas por factores específicos del huésped, pero también por factores ambientales y la presencia de patógenos. En mi laboratorio, estamos interesados ​​en determinar los factores bióticos y abióticos que influyen en la estructura y función de las comunidades microbianas de la piel. Nuestros modelos de estudio son principalmente especies de anfibios mexicanos, incluidas especies endémicas como Ambystoma altamirani.

.

A través del uso de tecnologías de secuenciación masiva, estamos abordando preguntas ecológicas que buscan comprender cómo diferentes factores afectan la estructura y función de las comunidades simbióticas de la piel. Específicamente, nos gustaría entender cómo el ambiente, el sistema inmune del huésped, la etapa de desarrollo y otros factores influyen sobre estas comunidades, ya que se sabe que muchos de sus miembros bacterianos protegen a sus huéspedes contra enfermedades como la quitridiomicosis.

La quitridiomicosis es una enfermedad de la piel causada por los patógenos fúngicos Batrachochytrium dendrobatidis (Bd) y Batrachochytrium salamandrivorans (Bsal), que ha provocado dramáticos declives y extinciones de anfibios en todo el mundo. Sin embargo, algunas especies siguen estando presentes en la naturaleza, y por ende, estamos interesados en evaluar si las bacterias cutáneas tienen un papel importante en estas especies tolerantes o resistentes a los patógenos. 

 

LAS BACTERIAS DE LA PIEL PODRÍAN PROTEGER A LAS RANAS DE ENFERMEDADES EMERGENTES

Las ranas se están muriendo en todo el mundo debido a una enfermedad de los anfibios llamada quitridiomicosis. Las bacterias cutáneas aisladas de los anfibios pueden inhibir el crecimiento del patógeno responsable de esta enfermedad.

Actualmente estamos aislando cepas bacterianas de la piel de anfibios mexicanos con el objetivo de identificar bacterias antifúngicas que puedan tener un papel en la protección contra patógenos. Estas especies bacterianas pueden usarse potencialmente como probióticos para ayudar a los anfibios susceptibles a luchar contra agentes patógenos como Bd y Bsal.